En una zona con césped, orientada hacia el valle y los viñedos, se encuentra una bien encuadrada piscina (dimensión máxima: 13 x 7,5 - altura entre 0,90 y 2,10), común a todos los huéspedes.

Está equipada con tumbonas, sombrillas y mesas.

Puede solicitar una comida ligera o simplemente una bebida, o – ¿por qué no? - un zumo de naranja natural de la zona o una botella fresca del célebre palhete de Baião, para disfrutar a tope del agradable ambiente natural y del sol portugués.

      

ver fotos